Honrando nuestro miedo, encontrando nuestra resiliencia en tiempos de crisis y pandemia

Updated: Apr 8

Síntesis de la charla emitida el 21 de marzo de 2020,

por Thomas Hübl

editado por Giselle Charbonnier



De pronto un día despertamos en un mundo nuevo, donde muchas de las cosas que parecían estables ya no lo son. Lo más cierto hoy en día parece ser la incertidumbre. Siguiendo el pulso de estos tiempos, en esta charla esencial Thomas Hübl nos regala su claridad e inspiración, invitándonos a encontrar, por encima de todo, nuestra más profunda humanidad.

MI EXPERIENCIA COMO SER HUMANO


En muy poco tiempo nuestro mundo realmente ha cambiado. Nadie sabe con certeza hacia dónde va el río ahora, pero sabemos que tenemos que confiar en nuestra habilidad de nadadores. Nuestra llamada en estos tiempos es a ser verdaderamente humanos. Unirnos es algo verdaderamente importante. Necesitamos construir comunidad y crear redes inteligentes y sostenedoras. Nuestras capacidades relacionales son un componente fundamental de nuestra resiliencia. Entonces, antes de hablar de grandes ideas, resulta en verdad importante examinar: ¿Quién soy yo como ser humano? ¿Cuál es mi experiencia? ¿Cuáles son mis miedos? ¿Cuáles son mis preocupaciones? ¿Qué estrés se está manifestando en mí? Mis miedos, mis preocupaciones, mi estrés, son muy importantes.

PREPARÁNDONOS PARA ENFRENTAR UNA PROLONGADA INCERTIDUMBRE


Todos sabemos que la incertidumbre en torno a la salud, económica y relacional es uno de los principales disparadores de nuestros miedos más profundos. Cuando parece que las cosas están escaseando, o vemos amenazada nuestra salud individual y colectiva, se disparan traumas pasados. Muchos miedos y estrés pueden surgir; miedo y estrés que están almacenados en nuestros cuerpos desde nuestro desarrollo en la infancia o desde lo que nuestros ancestros atravesaron en el campo del trauma colectivo. Necesitamos prácticas para trabajar sobre estos miedos porque esta situación no se limita al corto plazo. Estamos corriendo una carrera de larga distancia. Necesitamos cuidar y mantener la capacidad de nuestro sistema nervioso de auto-regularse constantemente.



RESPONSABILIDAD (HABILIDAD DE RESPONDER)


Ante el miedo colectivo, los seres humanos tenemos la tendencia a disminuir o desintegrar las funciones más elevadas de la conciencia y a funcionar en niveles más bajos o regresivos. Cuando los miedos aumentan podríamos encontrar solo dos opciones: abrumarnos o volvernos evitativos y distantes. Si queremos actuar con responsabilidad, debemos estar atentos a ambos.

Responsabilidad es la habilidad de responder individual y colectivamente al momento global actual. Esto es muy distinto de la reactividad. Cuando estoy siendo reactiva, el pasado tiene las riendas, uso patrones de respuesta y relación que aprendí en el pasado. Cuando me siento tensa, estos patrones son lo que está surgiendo. La capacidad de respuesta es una función de la resonancia, de la relación abierta. Responder significa dar, presenciar, sentir. Entonces mi cuerpo, mis emociones, mi mente, todos trabajan juntos como una unidad, y este es el cimiento de las relaciones humanas. Esto siempre está añadiendo energía al sistema.


Manteniendo la vulnerabilidad de nuestros corazones


La vulnerabilidad de nuestros corazones en una situación de crisis es parte de una supercomputadora tremendamente importante. En el nivel de nuestros corazones, cuando nuestros corazones están abiertos, hay una función de coherencia incorporada en la supercomputadora humana. Y creo que este tiempo está llamado a esto. Este tiempo debe ser liderado por el amor. No como eslogan; ahora mi práctica de permanecer conectado a mi vulnerabilidad es muy importante. Esto me mantiene en un campo de coherencia, y soy capaz de crear esa coherencia a mi alrededor.

Invocando la sabiduría de nuestras ancestras y ancestros en nuestras células

Nuestros cuerpos tienen cientos de miles de años. La inteligencia almacenada en nuestros cuerpos es el líquido concentrado de la humanidad. Nuestras ancestras y ancestros ya atravesaron crisis, y la resiliencia que ganaron en esto reside aquí, de lo contrario nosotros no estaríamos aquí. Las células de nuestros cuerpos, nuestros sistemas emocionales, nuestras capacidades de relacionarnos, nuestras capacidades de dar y de hacer cosas valientes, de apoyarnos unos a otras en tiempos de escasez, estas capacidades están en nosotros, y es muy importante recordarlas, e incluso invocarlas, para conectar conscientemente al hecho de que generaciones tras generaciones ya tuvimos crisis y sabemos cómo estar en ellas.

AUTO-REGULACIÓN - CONCIENCIA INTERIOR

En estos tiempos es muy importante estar atenta a si me acelero y me estreso demasiado, o si me vuelvo evitativa. Siempre puedo volver a mí misma tomando una respiración más profunda, prolongando algunas exhalaciones y llevando la atención a las partes de mi cuerpo donde me siento a mí misma. Comenzando en esas partes puedo sentirme más en el cuerpo, más arraigada. Luego puedo incluir mi estrés, mi miedo, y presenciarlo. Cuando llevamos la conciencia plena (awareness) a nuestros cuerpos, emociones y mente, promovemos un estado de coherencia que permite a nuestros sistemas nerviosos auto-regularse.

CO-REGULACIÓN - ESCUCHA COMPASIVA


Si el miedo y el estrés comienzan a ser abrumadores, y no puedo calmarme por mí mismo, es fundamental buscar apoyo para poder procesar esto con alguien más. El miedo puede convertirse en estancamiento en nuestro sistema, mientras que, si me mantengo compartiendo con otros lo que está pasando en mi interior, esta energía puede moverse.


Cada sistema nervioso tiene la capacidad de co-regular a otro sistema nervioso. Esta capacidad es actualmente una función de suma importancia. La co-regulación sucede cuando realmente te presencio cuando me cuentas lo que está sucediendo en tu interior, y cuando realmente me presencias cuando te digo lo que está sucediendo en mi interior. Si estamos ahí uno para el otro, si nos sentimos mutuamente, evitando dar consejos de inmediato, esto crea un sentido de relajación, y es una muy buena manera de estabilizarnos entre nosotros, entre nosotras, en tiempos estresantes.

La necesidad de digerir el pasado

Si simplemente te siento, y tú me sientes a mí, creamos un campo dentro y entre nosotros. Podemos crear campos entre dos sistemas nerviosos, o dentro de grupos, y esos campos crean estabilidad. Y esto es lo que necesitamos ahora mismo: crear campos coherentes en los que podamos digerir nuestro pasado juntos. Necesitamos digerir nuestro pasado individual y colectivo, porque todo el material no digerido está asentado en nuestro sistema nervioso. Mi propia pre-traumatización y la traumatización ancestral y colectiva es mucha energía, y cuando repentinamente emerge toda a la vez puede desestabilizar mi sistema.


Un mensaje de este tiempo es la necesidad de digerir, individual y colectivamente, este material que está emergiendo. Esta es la manera de mantenernos a nosotras mismas y a nuestras redes más en el cuerpo, más enraizadas. Toda la situación global demuestra nuestra descorporeización, cómo no estamos realmente corporeizados en la naturaleza. Lo que estamos viendo ahora es una especie de reseteo global. Cuando la estructura no es suficientemente fuerte para contener el crecimiento, las cosas se desbalancean.


En la ciencia espiritual, decimos que hay espacio, energía y estructura. El espacio es la capacidad de reflexionar, de digerir. ¿Qué digerimos? Nuestra experiencia, de manera que podamos permanecer en un espacio regulado. El pasado no digerido, el trauma, las sombras, y la vida a alta velocidad está llenando de material el espacio de almacenamiento de nuestro sistema nervioso, y nuestro espacio de almacenamiento no es ilimitado. De manera que los niveles de estrés aumentan, y ahí es cuando la sintonización relacional, la sincronización del sistema nervioso, la construcción de comunidades inteligentes, el estar realmente unas con otros, son necesarios, pero no solo para dar de inmediato consejos mentales, porque esto suele separarnos más que conectarnos. Lo que más se requiere es conectividad de corazón, en la que podamos sentirnos unos a otros y aprendamos a co-regularnos.

PRESENCIAR GRUPAL - CONSTRUCCIÓN DE REDES INTELIGENTES


Los grupos tienen una función de computación en la nube que es más que la función de computación de múltiples individuos en el mismo espacio. Esta función de computación en la nube es un recurso de sanación muy poderoso, y necesitamos esa función ahora porque ante los miedos colectivos hay altas tendencias a disminuir o desintegrar las funciones más elevadas de la conciencia. Lo que necesitamos ahora es elevar el nivel de coherencia con el propósito de estabilizar el campo colectivo.


A través del presenciar grupal realizamos y potenciamos la conexión entre lo colectivo y lo individual. En la ciencia mística vemos que cada una de nosotras es la expresión individual de lo más universal. Es por esto por lo que cada voz es muy importante. A su vez, cuanto más alta es la coherencia de los grupos, más inteligente es cada persona en ese grupo. Es por esto que la coherencia grupal y las redes inteligentes son recursos poderosos para la innovación, tan necesaria en estos días.

Las redes inteligentes incluyen los siguientes ingredientes:


1.- Auto-regulación - Proceso individual

2.- Regulación relacional y co-regulación - Relaciones sintonizadas y escucha profunda


3.- Coherencia grupal - Presenciar grupal - que todos en el grupo sientan a todos los demás - esto construye el campo grupal, creando una expresión colectiva inteligente que excede la suma del nosotros. Cuando nos reunimos con un propósito, con una intención, en pequeños equipos, en hospitales, en organizaciones, con personas que trabajan remotamente desde la casa, a fin de generar coherencia grupal necesitamos tener prácticas de sincronización, prácticas para fortalecer la totalidad del sistema, de un hospital, por ejemplo.


4.- Recursos espirituales - Estados más profundos de presencia - Presenciar significa ser capaz de diferenciar las cosas que provienen del pasado de lo que está realmente sucediendo ahora, y ayudarme a integrar lo que emerge desde el pasado. En la presencia tenemos una conexión interior con la esencia de la vida. La presencia es el lugar en el que nace el futuro y la herramienta de integración del pasado. De manera que la presencia es un recurso tremendamente importante para la sanación y la innovación, y actualmente necesitamos mucha micro-innovación social. A través del presenciar, las comunidades locales y globales pueden desplegar muchas capacidades innovadoras a fin de lidiar con las formas inesperadas que pueda tomar esta situación. Dado que ahora muchas personas tienen más tiempo, porque muchos de nosotros no podemos salir de nuestros hogares, podemos usar parte de este tiempo para hacer prácticas de atención plena (mindfulness), prácticas contemplativas y de meditación para llegar a un estado de presencia más profundo.


Traducción del inglés: Laura Pallares

Gracias por formar parte!

La grabación de esta charla (en inglés) se encuentra disponible aquí


Por más información acerca de Thomas Hübl:

www.thomashuebl.com



3,920 views

GISELLE CHARBONNIER

interbeing circles home.jpeg